El pasado 22 de junio el Ministerio de Sanidad junto con el IDAE ofrecieron una serie de recomendaciones técnicas para evitar la propagación y el contagio de coronavirus en edificios y locales. Todas estas recomendaciones van en línea con las medidas consensuadas por expertos en salud pública, sanidad ambiental, aerobiología e instalaciones de climatización y ventilación.

IDAE y el Ministerio de Salud: Recomendación de operación y mantenimiento e los sistemas de climatización y ventilación de edificio y locales para la presención de la propagación del SARS-CoV-2
“Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SARS-COV-2”Ministerio de Sanidad, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, e IDAE

Desde la aparición del COVID-19, se han hecho numerosos estudios y ensayos sobre el comportamiento del coronavirus. Entre ellos, se ha buscado que las instalaciones de climatización actúen como una medida más de prevención contra el contagio. Se pretende que este tipo de instalaciones eviten que una persona infectada y asintomática pueda contagiar a personas de un mismo espacio y otras zonas del edificio.

Recomendaciones relacionadas con la filtración y purificación del aire

Más allá de las normas indicadas en el RITE (Reglamento de Instalaciones térmicas en edificios), se aconseja emplear como tecnologías de apoyo equipos específicos que combinen tratamientos y dimensionamientos adecuados.

Sistemas de filtración y purificación portátiles

Para locales con dificultades para obtener una ventilación satisfactoria, se recomienda el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA, ubicadas en los espacios a tratar.

Se indica también que los filtros HEPA deberán tener una filtración altamente eficiente del aire y capacidad de retener aerosoles en porcentajes superiores al 99,95% (norma UNE1822).

Adicionalmente, se exige que los sistemas de filtración y purificación de aire portátiles cuenten con tecnologías complementarias de purificación. Entre estas tecnologías se incluyen las de radiación ultravioleta u otras que demuestren eficiacia e inocuidad.

Sistemas de filtración y purificación de aire centralizados

Al igual que en el caso de los sistemas de filtración y purificación portátiles, se recomienda emplear tecnología de radiación ultravioleta corta UV-C para inactivar los patógenos del virus. En particular, se recomienda su uso en baterías, evaporadores o conductos de los equipos de tratamiento de aire.

No obstante, las autoridades indican que algunas lámparas pueden producir ozono como subproducto, por lo que debe prestarse especial atención en este sentido.

Limitaciones del ozono

Pese a tener propiedades desinfectantes, el ozono ha sido declarado por el ministerio como peligroso para la salud humana y el medio ambiente.

En el mercado existe una gran variedad de equipos purificadores que basan su capacidad de higienización del aire en el uso de ozono. Este tipo de tecnología de filtrado ha de ser supervisada por un técnico competente por su peligrosidad en la presencia de personas.

Otras tecnologías de purificación

Tecnologías de purificación del aire frente al covid-19

Por otro lado, se ha comprobado la eficacia de la tecnología de luz ultravioleta de raciación corta UV-C en la desinfección de distintos patógenos. Entre ellos, se incluye el SAR-CoV y el MERS-Co-V.

En cuanto a la oxidación foto catalítica (también llamada PCO) se ha demostrado como una solucion muy eficaz en la neutralización de los patógenos. Para su diseño es importante que se eviten los posibles compuestos residuales que puedan formarse durante el proceso, ya que podría generarse ozono residual.

Del mismo modo, la ionización bipolar garantiza una buena efectividad en la eliminación de partículas. Al igual que con el PCO, debe asegurarse que no se produce ozono residual.

Tecnología ActivePure®

Las recomendaciones ofrecidas por el ministerio de sanidad y el IDAE, posicionan a la tecnología ActivePure® como el sistema óptimo para cualquier tipo de instalación.

La Tecnología ActivePure como sistema óptimo para cualquier tipo de instalación

La tecnología ActivePure® incluye filtros superiores a HEPA, lámparas de luz ultravioleta de radiación corta UV-C, ionizacion y sistemas de oxidación fotocatalítica. En concreto, ActivePure® es una evolución de la oxidación fotocatalítica.

Asimismo, la Tecnología ActivePure® no genera ozono ni agentes nocivos, por lo que es inocua y no perjudicial para la salud humana y el medio ambiente.

Por último, aunque ya se dispone de suficiente información oficial para demostrar su eficacia frente al COVID-19, ActivePure® ha pasado con éxito las pruebas oficiales de eficacia.

También pueden interesarte:

Ventajas y beneficios de la Tecnología ActivePure®

5 limitaciones del ozono como sistema de desinfección

ActivePure: Una tecnología espacial para cambiar el mundo